Su nombre es Robert John Burck, nació hace 43 años en un suburbio de Cincinnati, Ohio, desde los 17 años no ha faltado un sólo día a su cita con el gimnasio. Licenciado en Ciencias Políticas, es un lector compulsivo. Dedica siete horas al día a la lectura, lee con avidez desde a filósofos como Nietzsche hasta clásicos españoles. Pero es especialmente adicto a los grandes predicadores americanos de la superación personal y del pensamiento positivo (algunos de esos libros los leyó más de 30 veces y asegura que le motivaron y motivan a luchar por sus sueños).

Actualmente Burk, es conocido como el Naked Cowboy (vaquero desnudo) y suele aparecer, sea verano o invierno, en la famosa plaza de Times Square de Manhattan con sus botas y sombrero de cowboy, una guitarra tuneada y unos calzoncillos de talla pequeña para niños de 12 años. Cada vez que aparece, los turistas lo rodean para hacerse fotos con él, alimentando no sólo su bolsillo, sino también su gran esperanza de poder convertirse algún día en un auténtico icono americano.

La historia del Naked Cowboy

Burk creció en plena naturaleza, en un entorno familiar perfecto, sano, tranquilo y agradable. Durante su adolescencia cayó en sus manos el libro de autoayuda “Poder sin límites” del famoso orador motivacional Anthony Robbins, cuya lectura cambió su vida para siempre. Básicamente el libro afirma que puedes conseguir lo que quieras en la vida, lo único que necesitas es averiguar realmente lo que quieres y afirmar y escribir tus metas a corto y largo plazo todos los días hasta que lo consigas. Y ese ha sido el modo de proceder de Burk desde entonces. El objetivo que él eligió fué el de convertirse en el hombre más rico, exitoso y famoso sobre la faz de la tierra. ¿Y cuáles son los más ricos y exitosos del mundo? Las estrellas de cine, estrellas de la música, políticos, reyes, presidentes… Así que la búsqueda de ese destino le llevó a estudiar ciencias políticas en la escuela universitaria. Luego intentó ser médico o abogado, pero acabó haciendo un master en administración y dirección de empresas al tiempo que trabajaba en un TGI Fridays. De vez en cuando viajaba en coche a California para hacer algunos pequeños trabajos de modelo. En una de esas breves estancias, logró aparecer como extra 2 o 3 segundos en un capítulo de la serie “Los vigilantes de la playa” (Baywatch).

En alguno de esos viajes a California, un buen amigo le recomendó que tomara algunas clases de canto. Así que ni corto ni perezoso se presentó en un estudio de Cincinnati donde milagrosamente le dieron algunas ligeras esperanzas de que quizás podía ser algún día un cantante. Sin embargo él se lo tomó como que tenía una de las mejores voces de la historia y salió corriendo a buscar una vieja guitarra que estaba perdida en el desván de la casa de sus padres. El tenía anotados acordes y letras de cuando tenía 16 años y pensó que sólo necesitaba práctica con la guitarra, así que estuvo practicando con ella durante las siguientes 3 semanas más de 10 horas al día. Después se presentaba a tocar y cantar música country ante toda persona conocida, y muchos de ellos por no avergonzarlo no podían evitar bajar la cabeza porque realmente no cantaba bien. Pero a él eso no le desanimaba. Era otoño de 1997, seguía trabajando en un TGI Friday’s de Cincinnati, y allí un compañero le habló de la posibilidad de viajar a Nashville para probar suerte. Unos días después llegaba a Nashville en su viejo BMW 318i de 1984.

En Nashville lo primero que hizó fue conseguir un trabajo en un TGI Friday’s de la ciudad con las referencias que tenía del restaurante en Cincinnati, y dedicarse a luchar por su carrera de cowboy cantante de country. Se presentó en muchos garitos de mala muerte, sin demasiada suerte, aunque ganó algo de experiencia para enfrentarse al público. Allí un día le preguntó directamente a un cantante profesional de country qué es lo que se necesitaba para triunfar. Él le respondió claramente que se necesitan 7 años como mínimo para poder triunfar en Nashville, que debía componer sus propias canciones, que debía ganar experiencia, aprender a actuar y a cantar, y cuando estuviera listo, volver a intentarlo. Así que regresó a Cincinnati con la idea de pasar 7 años siguiendo esas recomendaciones.

El nacimiento del Naked Cowboy

De nuevo en casa, en diciembre de 1998 un fotógrafo amigo suyo para el cual había posado como modelo en algunos trabajos anteriores, le llamó para hacerle unas fotos para la revista Playgirl. Voló hacia Los Ángeles y después del trabajo, estuvo un día completo en Venice Beach, vestido con sus ropas de cowboy y su guitarra, cantando entre los turistas de la playa. En todo el día ganó 1 dólar y 2 centavos. Los 2 centavos se los lanzó una niña y el dólar se lo dió una abuelita porque le dió pena. Cuando llegó su amigo el fotógrafo a buscarlo, lo encontró totalmente desanimado, sentado al borde de la playa. Le dijo que no se diera por vencido, y que ya que estaba posando desnudo para la revista ¿por qué no tocar también desnudo? A Burk, aquella le pareció una gran idea, y al día siguiente se puso unos calzoncillos blancos marca Fruit of the Loom de cuando tenía 12 años que su madre le había comprado y metido en su equipaje, el sombrero y botas de cowboy y volvió de nuevo a la playa. Consiguió ganar 100 dólares. Además, un equipo de televisión que pasaba casualmente por allí le grabó y acabó saliendo en las noticias de la noche. Al día siguiente tenía una entrevista con el diario LA Times.

Burk descubrió una manera potente de darse a conocer y empezó a trazar su siguiente plan: una gira por todo Estados Unidos viajando y presentándose como Naked Cowboy. Al regresar de California, se pagó la edición de su primer CD, el cual en tan sólo 4 horas estuvo listo (grabación, mezclas y edición). Su novia de entonces le sacó unas fotos para las cubiertas frente a la Biblioteca de su pueblo, y finalmente encargaron una tirada de 1.000 unidades. Entre familiares y amigos vendieron unos 50. Envío varios CDs a compañías discográficas pero ninguna le respondió, así que bastante enfadado, se dijo que no necesitaba a nadie, sólo le bastaba su coche para convertirse en el más grande artista de todos los tiempos.

En enero de 1999 salió a recorrer Estados Unidos con su viejo BMW, y cargado con sus cds. Su manera de operar era simple, llegaba a la calle principal de la ciudad, llamaba a los periódicos y televisiones, y se ponía a cantar desnudo, vendiendo y a veces regalando sus cds. En unas ciudades fue todo un éxito, no sólo ganaba dinero por la calle sino que lo entrevistaban los medios locales y aparecía en los periódicos al día siguiente. Unas veces la policía lo invitaba a vestirse, otras, lo invitaba a abandonar la ciudad (como a Rambo) y en alguna ocasión, simplemente lo detenían y pasaba la noche en el calabozo. Recorrió prácticamente las principales ciudades del país, y en cada ciudad a la que arribaba ejecutaba su plan, hiciera frío o calor. Con el tiempo, una empresa de barras energéticas, llamada Parrillo, lo contrató para repartir sus folletos por todo el país, pagándole unos 1400 por semana. Así que en sus espectáculos callejeros, vendía cds, recolectaba dinero y además repartía la publicidad. Poco a poco se fué haciendo famoso, y en Nueva York, intentó infinidad de veces su participación en los shows nocturnos televisivos más famosos del país, sin éxito. También se dió cuenta de que en los lugares que más éxito había tenido era donde se había producido un hecho noticiable que reunía a los periodistas, como le sucedió cuando estuvo en Washington al toparse con cientos de periodistas que cubrían el caso de Mónica Lewinski. A partir de ese momento, Burk se presentó sin descanso en todo evento importante que se celebrara en cualquier parte del país. En la mayoría de sitios lo echaban, pero con frecuencia obtenía la exposición mediática que quería.

naked cowboy arrested San Francisco

Naked Cowboy arrestado en San Francisco porque allí está prohibido tocar la guitarra en parques

Todo el año completo de 1999 lo pasó conduciendo por todo el país. Le detuvieron muchas veces, incluso viajando por la carretera. Lo expulsaron de muchos lugares, pero él no se desanimó y continuó con su plan, hasta que a final de año, gracias a un manager que se interesó por él, pasó una buena temporada en Nueva York donde participó en todos los eventos, programas de radio y televisión, fiestas privadas, etc. que pudo. También hizo algunas apariciones en ciudades del resto del país, California, Arizona y Texas, donde fue arrestado varias veces, y eso le hizo recapacitar y pensar en situar su base de operaciones en Nueva York, donde por lo general no tenía problemas con la policía ni sufría arrestos. Así pues, a mediados del año 2000 se “estableció” en Nueva York, donde podía aparecer cada día por Times Square, a la espera de negocios u oportunidades en otros lugares. No fue fácil llegar a ser una atracción “tolerada” en la famosa plaza neoyorquina. Durante dos años (2000-2002) llamó todos los días a medios de comunicación y a la policía para dejar constancia de que iba a aparecer en esa plaza.

Desde el año 2000 han pasado 13 años, y es ya una atracción turística más de Manhattan. Cuando no tiene eventos fuera de la ciudad (ha sido invitado hasta a Japón), él aparece por Times Square cada día, haga el clima que haga, pues su ética de trabajo le impide dejar de trabajar un sólo día. Varios productos llevan su marca como por ejemplo “Ostras Naked Cowboy”, y en el año 2009 se presentó como candidato para la alcadía de Nueva York (no tuvo mucho éxito en ello, pero volvió a obtener exposición periodística, incluso internacional). Ya es un icono de Times Square, y por ello la alcaldía lo legalizó, hasta el punto de que Burk logró crear una franquicia con 8 licencias de Naked Cowboy, cuatro licencias para vaqueras desnudas (una de ellas es su esposa Patricia) y 4 para hombres, quienes aparecen por diferentes zonas turísticas de Manhattan. El objetivo que tiene ahora en 2013 para un plazo medio-largo es conseguir comprar un ático en Manhattan con su propio helipuerto y una mansión en Weehawken, Nueva Jersey. Pensar tan a lo grande puede parecer poco realista, pero con esa fuerza de voluntad que le ha impulsado todos estos años, probablemente lo consiga.

Naked Cowboy Times Square Google Maps Street

Naked Cowboy es una atracción más, aparece también en Google Street